• El Mensajero Audaz

Q, el grupo de inteligencia contra el "Estado profundo"

Actualizado: may 10

El movimiento QAnon, que cada vez gana más adeptos alrededor del mundo, apoyaría la teoría de que Q, un movimiento de inteligencia que opera en la sombra y al que se le relaciona con Donald Trump, estaría actuando en contra de un "Estado Profundo", principalmente en Estados Unidos.




"WWG1WGA" o "Where We Go One, We Go All" ("Donde va uno, vamos todos"), es uno de los principales lemas de este movimiento. ¿Qué o quién es Q?


Desde que en octubre de 2017 un anónimo bajo el nombre de Q realizara una publicación en el foro 4chan en la que aseguraba tener acceso a información clasificada sobre la administración Trump, no han parado de crecer los rumores en torno a quién o quiénes pueden ser Q. Lo cierto es que, desde sus primera publicaciones, son cada vez más las personas que están analizando al detalle los mensajes que este anónimo, o anónimos, siguen publicando a día de hoy, generalmente en clave, y que relaciona los movimientos del presidente Donald Trump y de su administración con una supuesta agenda para combatir al "Estado Profundo".



¿Qué es, supuestamente, el "Estado profundo"?


El "Estado profundo" hace referencia a una supuesta red encubierta de grupos de poder que actuaría con el fin de seguir una agenda secreta, y que, además, estaría implicada en una red de pedofilia y tráfico sexual de niños a gran escala en la que políticos de alto nivel como los Clinton, celebridades de Hollywood, estrellas del mundo de la música, presentadores de televisión, miembros de Casas Reales como la Británica o la Holandesa, e incluso miembros de la Iglesia estarían implicados.


Esta trama comenzaría con lo que se conoce como Pizzagate, donde unos supuestos correos electrónicos entre John Podesta, gerente de la campaña electoral de Hillary Clinton en 2016, y la propia Hillary Clinton, que fueron filtrados por Wikileaks en noviembre de ese mismo año, contendrían mensajes codificados en los que se estaría haciendo alusión a funcionarios de alto rango, sobretodo pertenecientes al Partido Demócrata, relacionándolos con una supuesta red de tráfico de personas y abuso sexual infantil. Uno de los establecimientos presuntamente involucrados fue el restaurante y pizzería Comet Ping Pong en Washington, D. C.


Los casos de agresión sexual por parte de Harvey Weinstein, y el conocido caso de Jeffrey Epstein, no serían sino la punta del iceberg de la gran red de pedofilia que operaría en la sombra del poder.


Las polémicas declaraciones de Elijah Wood, quien denunció que en Hollywood los pedófilos "son protegidos por figuras poderosas de la industria del cine" y que "el abuso continúa porque las víctimas no pueden hablar tan fuerte como la gente poderosa", han hecho que muchos comiencen a plantearse seriamente si este asunto no es algo más que una "teoría de la conspiración", si bien el asunto de Pizzagate ha sido desacreditado por la mayor parte de los medios oficiales.


Pero, además de tomar acciones para detener a esta supuesta red de pedófilos, Q se posiciona en contra de ciertos medios de comunicación a los que considera "Fake news" ("Noticias falsas"), tales como CNN, The New York Times, The Washington Post, ABC News, Newsweek y Time, entre otros, cuyas noticias no serían más que una manera de propaganda para influir en la población siguiendo los planes de este "Estado profundo", desacreditando todo aquello que no case con su agenda.

Podemos encontrar ejemplos que defienden esta idea en tuits publicados por los seguidores de Q. Por ejemplo, el usuario de Twitter @Punish4Q recientemente hizo una publicación en la que escribió "las noticias son falsas, la guerra es real", y adjuntó un vídeo en el que, aparentemente, periodistas de distintos medios de comunicación dicen exactamente lo mismo.



En definitiva, la "guerra" a la que se refiere Q haría referencia a dos bandos claramente diferenciados.


Por un lado, encontraríamos a los denominados "globalistas", con nombres como George Soros, Henry Kissinger, la familia Rockefeller o la familia Rotchschild en la cúspide de la pirámide, entre otros. Estos miembros de la élite controlarían con sus grandes fortunas, entre otras cosas, a los partidos políticos y a los medios de comunicación de masas para influir en la opinión publica con la finalidad de acabar instaurando un Nuevo Orden Mundial, concepto al que se han referido numerosos políticos alrededor del mundo.

Según esta teoría, el Nuevo Orden Mundial significaría la eliminación del concepto de naciones-Estado, ya que la finalidad última sería establecer un gobierno único donde las decisiones se tomarían desde un centro de poder controlado por las élites del "Estado Profundo".


Por otro lado, tendríamos el bando de los denominados "patriotas", que no entrarían a formar parte de esta idea globalista al entender que cederían la soberanía del país a intereses privados supranacionales que no velarían por el progreso de los países, sino del cumplimiento de su propia agenda. Es en este bando donde se posicionaría Donald Trump junto con Q y todos sus seguidores, también llamados Anons (abreviación de "anónimos").



Teorías acerca de la identidad de Q


A día de hoy, nadie sabe a ciencia cierta quién o quiénes pueden estar publicando bajo el nombre de Q, si bien es cierto que, por el tipo de información que se desprende de sus publicaciones, parece que hay un consenso en la creencia de que se trataría de un grupo de inteligencia militar con acceso a información clasificada del gobierno.


Todo tipo de teorías han circulado por las redes, pero sin duda, en la que más coincide la mayoría de sus seguidores, es que los movimientos de Q no serían sino una continuación de algo que ya en su día comenzara John F. Kennedy, quien proclamó un famoso discurso en el que se opuso a las sociedades secretas, lo que sería hoy el "Estado profundo". Un discurso que, según muchos, fue su sentencia de muerte.


Un vínculo claro lo podemos encontrar entre Donald Trump y el que fuera hijo de JFK, John F. Kennedy Jr., "John John", como le llamaban sus más allegados, quien falleciera en un accidente de avión en julio de 1999, de quien Trump dijo que eran muy buenos amigos.


Existe otro elemento que relacionaría a Q con JFK: la tumba del que fuera presidente de Estados Unidos en el cementerio nacional de Arlington, en Virginia. Y es que, si se observa desde arriba, la tumba está situada en lo que parece ser una Q.





85 vistas0 comentarios
  • Blanco Icono de Instagram