• El Mensajero Audaz

Así fueron las ponencias de los expertos españoles en la cumbre mundial "Truth Over Fear"

Actualizado: jun 3

La cumbre mundial "Truth Over Fear: Covid19 and The Great Reset" ("La Verdad Por Encima del Miedo: Covid19 y El Gran Reinicio") celebrada del 5 al 7 de mayo, contó con las ponencias de la doctora Natalia Prego, quien expuso las incongruencias de las medidas adoptadas para contener la pandemia de covid19, del periodista y analista político Javier Villamor, quien analizó cómo la pandemia encaja perfectamente en el "Gran Reinicio" anunciado por el Foro Económico Mundial, y del también experto en geopolítica Marcial Cuquerella, cuya presentación, complementando a la de Villamor, expuso cómo capitalismo y comunismo han formado una simbiosis perfecta con el fin de desproveer a los ciudadanos de sus libertades para llevar a cabo la agenda de la élite.



Dra. Natalia Prego: "Medidas Anti Salud"


¿Quién es Natalia Prego?


La Dra. Natalia Prego Cancelo es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela, con Especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria realizada en Coimbra, Portugal.

Tiene una experiencia médica de 20 años de profesión, práctica de la medicina de urgencias desde hace más de 10 años y ha sido directora de un centro de salud en Portugal durante cuatro años. Además, tiene experiencia como médico de familia y medicina comunitaria en diferentes ciudades del Norte de Portugal durante cuatro años, y en medicina privada en España otros cuatro.



Medidas Anti Salud


La exposición de la Dra. Prego se centró en las medidas que las autoridades han tomado con el fin de frenar la pandemia, unas medidas que, a su juicio, son contraproducentes ya que pueden llegar a provocar más daños que beneficios.


Comenzó con la definición oficial de la covid por parte de los medios y de la propia OMS como enfermedad respiratoria, aunque parece que no está claro del todo que sea así, puesto que recientemente se ha descubierto que se trata de una enfermedad vascular, lo que explicaría por qué desde un principio se produjeron tantos fallecimientos por coagulación en la sangre.


Explicó que la sintomatología de la covid es muy parecida a la que podría producir el hecho de vivir cerca de antenas, debido a la radiación que estas producen y cómo el cuerpo humano reacciona a esta radiación cuando se encuentra cerca de antenas.

También recordó que la gran mayoría de jóvenes que han padecido la enfermedad, la han superado sin tratamiento, y que la gran mayoría de personas que han fallecido debido a esta enfermedad tenían más de 70 años, y que muchas de estas muertes fueron debidas a una mala praxis y al abandono de ancianos en las residencias, donde no pudieron ser tratados.


"El lema era "quédate en casa si tienes síntomas" cuando lo efectivo es tratar la enfermedad durante los 7 primeros días, como se ha demostrado con la hidroxicloroquina o la ivermectina", afirmó la doctora, incidiendo en que las recomendaciones que se dieron a la población fueron contraproducentes para paliar la enfermedad.


Respecto a la PCR, explicó que es la prueba que determina material genético vírico, pero que no es específica del SARS-COV-2, sino que determina muchos virus. Por tanto, según ella, se debe utilizar como prueba complementaria al diagnóstico clínico puesto que la prueba por sí sola no diagnostica la enfermedad.


"Los certificados de defunción han incluido casos sospechosos de covid, personas con tos, estornudos y neumonías sin PCR positiva. Todos eran muertes por covid".


La doctora insistió en que la muerte de muchos ancianos fue provocada por un agravamiento de salud, especialmente en personas con patologías previas, pero no por un virus que fuera directamente letal. Afirmó que este virus no es directamente letal como otros tóxicos, como puede ser el ántrax o el virus del ébola, que tienen una alta letalidad incluso en personas sanas. No ocurre así con la covid19.


Según ella, los asintomáticos inflaban el número de casos, pero son personas sanas, no están enfermos, lo que ocurría es que daban positivo a la prueba PCR, una prueba que que no está hecha para diagnosticar de por sí.

Prego explicó que, para sufrir la enfermedad, deben darse dos factores. El primero, tener un sistema inmunitario débil que no pueda defenderse de un ataque de virus o bacterias. Y el segundo, que haya una carga viral lo suficientemente alta como para que el patógeno que ataque sea lo suficientemente fuerte para atacar tu cuerpo.


"El hecho de que una PCR sea positiva y realmente tengas el virus, no quiere decir que haya suficiente carga viral para provocar una enfermedad. Por eso los asintomáticos no contagian".


Para poder contagiar, debe existir una alta carga viral, y no se ha encontrado una cantidad suficiente de viriones viables en muestras de aire a nivel generalizado, ni tampoco en las superficies. El virus presente en superficies no son viables, por lo que no tienen capacidad de infectar ni de provocar la enfermedad. En este sentido, cabe destacar la reciente publicación en el mes de abril en la que los Centros para la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han confirmado que la probabilidad de contagiarse en las superficies no llega a ser ni una entre 10.000. Por tanto, no son necesarios los geles hidroalcohólicos. Basta con agua y jabón, la higiene que hemos mantenido siempre. Además, la doctora incidió en que el gel hidroalcohólico puede provocar dermatitis y lesiones cutáneas de índole mayor.


"Los certificados de defunción han incluido casos sospechosos de covid, personas con tos, estornudos y neumonías sin PCR positiva. Todos eran muertes por covid".

Respecto al uso generalizado de mascarillas, afirmó que las mascarillas por sí mismas no protegen de ninguna enfermedad respiratoria a ninguna persona sana.


"Los médicos siempre las hemos utilizado en procesos quirúrgicos para prevenir una infección directa en la herida abierta del paciente".


Según la doctora, las mascarillas provocan problemas en la salud importantes a nivel cardiaco, a nivel neurológico y a nivel dermatológico cuando su uso es frecuente y prolongado, algo que El Mensajero Audaz ya expuso en el artículo El peligro de la neumonía bacteriana por el uso prolongado de la mascarilla.


Sobre los confinamientos, expuso que los encierros han destruido parte de nuestro sistema inmunitario por la falta de sol y de ejercicio físico. Recordemos que algunos medios se hicieron eco de que los confinamientos han provocado un aumento significativo del sobrepeso.


En relación a las vacunas covid, comentó que la vacuna parece ser la única salida por parte de los medios y las instituciones, si bien parecen olvidar que la solución pasa por reabrir la asistencia sanitaria presencial, que ha sido cerrada en gran parte en la mayoría de países del mundo, así como mejorar tratamientos preventivos y mejorar los cuidados asistenciales.


"La vacuna covid ha sido autorizada de forma condicional, es decir, condicionada a nuevos datos de investigación. Esto significa que las personas que están siendo vacunadas pertenecen a un estudio experimental. Son experimentos humanos con tratamiento genético, y desconocemos las consecuencias que van a tener estos tratamientos genéticos a medio o largo plazo".


Según la doctora, no por ser novedosa, se trata de una terapia mejor o más efectiva. Se necesita tiempo para evaluar los resultados y descartar que provoquen más daño que beneficio. Ya hay reacciones adversas y muertes de personas jóvenes y sanas por la administración de las vacunas.

En vacunas en la que se utilizó una tecnología experimental similar y que se administraron anteriormente en animales, se vieron reacciones adversas graves como el fenómeno ADE, que es el desarrollo de una enfermedad mucho más grave que se produce cuando el vacunado se enfrenta al virus real, por ejemplo en otoño cuando llega la gripe o una nueva ola de Sars-Cov-2. Además, A largo plazo pueden provocar problemas en la fertilidad y problemas de enfermedades autoinmunes.



Javier Villamor: "Gran Reseteo: A Las Puertas de un Cambio de Paradigma Global"


¿Quién es Javier Villamor?


Javier Villamor Cantera es doble licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Previamente cursó estudios de Ciencias Biológicas en la Universidad Complutense de la misma ciudad. Se ha formado en diversos medios de comunicación como El Economista, La Razón o la Agencia EFE y en otros países como Alemania, Francia, Inglaterra, Estados Unidos y Canadá. Ha trabajado en el sector de la comunicación en agencias y en fundaciones. Actualmente es editor de El Toro TV, colabora con diversos medios como analista y consejero político.



Gran Reseteo: A Las Puertas de un Cambio de Paradigma Global


El periodista centró su ponencia en torno al Gran Reinicio, concepto explicado por el propio presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en su libro "Covid-19: El Gran Reinicio", y en cómo la pandemia entronca perfectamente con este reinicio que quieren imponer a la humanidad.


Villamor explicó que el Foro Económico Mundial viene a decirnos que el mundo como lo conocíamos va a cambiar por dos motivos:

El primero, la gran crisis sanitaria provocada por la Covid, que habría puesto en evidencia cómo las naciones independientes y soberanas no han sido capaces de dar respuesta a una crisis sanitaria global.

El segundo sería lo que conocemos como el cambio climático, algo provocado por el hombre, según ellos, si bien es cierto que han existido cambios climáticos previos en la historia del mundo, antes de que tuviéramos la capacidad de contaminar a gran escala, por lo que la aportación del ser humano es pequeña como para modificar el clima de todo un planeta.


El libro "Covid-19: El Gran Reinicio" explica de manera genérica cómo será necesario cambiar nuestra forma de vida tanto en el nivel micro como en el nivel macro, y esto puede encontrarse de manera detallada en la web del Foro Económico Mundial, donde todo aparece perfectamente entrelazado y no hay un sólo aspecto de nuestras sociedades sin tocar, con una mezcla de futurismo, ideología de género, transhumanismo y políticas "verdes", yendo a un escenario cada vez más globalizado donde se vaya reduciendo cada vez más la independencia económica, y donde llegaremos a un punto en el que las grandes corporaciones ("Big Finance" y "Big Tech"), van a dirigir el mundo del mañana.


"Cada vez tendremos menos democracia, menos derechos humanos, menos derechos individuales, todo revestido bajo una necesidad urgente de cambiar nuestra forma de vida para ir dando paso a un nuevo mundo".


"El Covid19 funciona como un factor que provoca la reacción en cadena, es un cambio de paradigma absoluto. Es curioso cómo es posible que apenas 5 meses después de que saltara a las noticias lo que pasó en China, resulta que nos plasman un libro en el que plantean un cambio total. De alguna manera, todo coincide en el tiempo de cara a plantar unos cimientos que sirvan para asentar las bases de ese cambio al que nos quieren llevar de cara al futuro".


Este cambio no será a corto plazo, pero sí se están aplicando políticas en este momento para que este cambio de paradigma total se produzca en unos 40 ó 50 años, y ya estamos siendo testigos de estas políticas: cámaras de reconocimiento facial, lecturas biométricas, etc. En definitiva, el control.

A diferencia de los grandes cambios que se han producido en la historia de la humanidad, que fueron cambios producidos de manera natural, este gran cambio de paradigma que quieren implantar es producto de una ingeniería social. No es un cambio natural de abajo arriba, sino que es de arriba abajo. Es la élite global la que nos va a decir cómo tenemos que comportarnos.


Los acuerdos de Bretton Woods en 1944 forjaron las bases de las instituciones supranacionales que hoy todos conocemos, la ONU, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, etc., que no son más que unas élites que utilizan a los países para hacer cumplir su propia agenda y sus propios intereses. El pretexto para formar estas instituciones fue el de evitar que hubiera nuevas guerras, algo que evidentemente no ha sido así puesto que ha seguido habiendo guerras constantemente.

En las últimas décadas se valieron de Estados Unidos, pero ahora está habiendo un giro hacia China, país que ha tenido un récord histórico de 18,3% en el crecimiento de su PIB en pleno año de pandemia. George Soros ya dijo en una entrevista en el Financial Times en 2009 que China tenía que ser el futuro líder de un Nuevo Orden Mundial.


"China tiene la capacidad de ser líder, son extremadamente inteligentes y también extremadamente totalitarios, lo cual es otra fortaleza que tienen frente a nosotros", afirma el periodista.


Según Villamor, hay una élite muy pequeña que es la que domina el mundo, los países no son soberanos, y a esta élite ahora le interesa debilitar occidente y potenciar a China.


"Si no entendemos la política internacional, si no entendemos el escenario que hay detrás de lo que nos muestran los medios de comunicación, no podremos entender lo que está ocurriendo realmente".


El analista político también habló acerca de Agenda 2030, una agenda que se presentó oficialmente en 2015, pero que también fue presentada antes, en el 2008, en el Foro Económico Mundial. Entonces, esta agenda tuvo que ser planeada mucho antes de 2008 para poder presentarse oficialmente ese año. "En política nunca hay nada fortuito", afirma Villamor.


"Cada vez tendremos menos democracia, menos derechos humanos, menos derechos individuales, todo revestido bajo una necesidad urgente de cambiar nuestra forma de vida para ir dando paso a un nuevo mundo".


Aparte del libro "Covid-19: El Gran Reinicio", hay otro libro fundamental, "La Cuarta Revolución Industrial", también de Klaus Schwab.

¿Qué es la Cuarta Revolución Industrial? Es la fusión entre entes biológicos, dispositivos digitales y mundo digital. Nos están diciendo que vamos de camino al transhumanismo. Es decir, todo aquello que hemos visto en películas de ficción como pueden ser los ciborgs o los implantes neurológicos; todo eso es cierto, ya se está trabajando en ello.

Por ejemplo, tenemos la empresa Neuralink, de Elon Musk, el proyecto con el que dice que quiere leer la mente. Esto sin duda tendrá efectos positivos, pero ¿cuáles pueden ser las consecuencias negativas de tener un chip implantado en el cerebro?


"Si pueden leer nuestra mente, ¿podrán saber lo que pensamos? ¿Será la violación total y absoluta del ser humano como lo hemos conocido?", se pregunta el periodista.


Posteriormente, Villamor explicó en qué consiste la ventana de Overton. Se trata del análisis o herramienta que nos permite lo imposible en real a través de una serie de pasos:

  1. Tenemos, por un lado, asociaciones, fundaciones u ONGs que generan documentos o estudios de los cuales se hacen eco los medios de comunicación.

  2. Los medios de comunicación repiten el mensaje las 24 horas del día, los 7 días a la semana, los 365 días del año.

  3. A base de repetir, se alcanza el tercer punto, que es la sociedad civil, se decir, nosotros. A partir de ahí pueden ocurrir dos cosas: o bien lo aceptamos como algo normal y nos acostumbramos a ello, o bien hacemos propias esas ideas.

  4. Cuando se ha conseguido cierta masa crítica, los políticos, para beneficiarse, ya sea por interés partidista o porque han creído también en ello, se hacen eco de esas reclamaciones sociales, las implantan en sus propuestas y la gente los vota.

  5. Una vez en el poder, modifican las leyes a través del poder legislativo para incluir estas modificaciones sociales.

Estos son los cinco pilares fundamentales, si bien la ventana de Overton es mucho más compleja que eso, y de hecho se ha visto cómo personalidades como George Soros han funcionado así a través de sus Open Society Foundations.

Si estas personas influyentes como Soros tocan los 5 pilares fundamentales, podemos entender cómo los cambios que se han producido en las últimas décadas no han sido fruto de una demanda social, sino que es fruto de una ingeniería social.

Al igual que Soros, también tenemos la Ford Foundation, Rockefeller Foundation y cientos de fundaciones más que están perfectamente entrelazadas.


"Si yo financio ONGs o fundaciones (1), también financio medios de comunicación (2) que afectan a las personas (3), y además financio partidos políticos y a políticos (4) que se hacen eco de esas reclamaciones sociales y acaban convirtiéndose en leyes (5), tengo gran parte del trabajo hecho".


Luego hay un paso más, que es el control sobre los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Se dice que George Soros controla cerca de un cuarto de este tribunal. "Si controlas una gran parte del poder judicial, va a ser todo mucho más fácil", afirma el periodista.


Villamor explica que este Gran Reseteo al que quieren llevarnos incluye lo siguiente:

  • Los tecnoparadigmas, o la implantación gradual de cambios tecnológicos que ellos ya tienen desarrollados desde hace tiempo.

  • La inteligencia artificial, una herramienta que puede ser muy peligrosa si no se usa para hacer el bien, como por ejemplo utilizarla para el control de la población, algo que ya sucede en China con las cámaras de reconocimiento facial y medición de datos biométricos. Esta es precisamente la razón de ser del 5G, ya que necesitan cada vez un ancho de banda mayor para poder mover toda esa cantidad de datos en tiempo real.

  • El transhumanismo, que es la destrucción del hombre, pasando de un homo sapiens a un homo deus, modificándonos a nosotros mismos.

  • La economía digital, en la cual ya estamos inmersos. Ya pagamos con tarjetas de crédito o con el teléfono, pero ya se está trabajando en eliminar completamente el dinero en metálico. ¿Qué pasará entonces? No vamos a poder hacer nada sin que quede registrado, van a saber perfectamente cómo somos solamente con mirar cómo gastamos nuestro dinero. Y podría darse el caso de que se eliminaran los dígitos de la cuenta bancaria de cualquier persona disidente debido a "errores informáticos sin explicación". ¿A quién reclamamos si llega a suceder tal cosa?

  • La robotización, que es la exclusión del hombre como fuerza laboral y, por lo tanto, el aislamiento de gran parte de la población de un futuro económico y laboral. De ahí podemos extraer que ahora estén los políticos empezando a mencionar lo que ellos llaman el "salario mínimo universal", porque saben que no va a haber trabajo.

  • El control de la población, un control cada vez mayor y más dictatorial, como por ejemplo las medidas que estamos viendo ahora en Occidente con el pretexto de la covid. Una destrucción de las economías para hacernos cada vez más dependientes del Estado para que sea el Estado quien nos dé esa ayuda económica, cerrándose así el círculo.

  • Ambientalismo y cambio climático. Todo está rodeado de políticas "verdes" que se traducen en menos libertad económica individual, más estatalismo, más control del Estado sobre la economía, más impuestos. En Europa quieren imponer un impuesto de unos 400.000 millones de euros en impuestos "verdes" para financiar empresas que puedan transformar su producción en una economía "verde".

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Es importante mencionar a la Escuela de Frankfurt, una escuela marxista que escapó de Europa a Estados Unidos en el período de entreguerras, se introdujo en las universidades y generó una serie de élites de pensamiento marxista pero de base capitalista occidental. Posteriormente, alumnos de esas universidades son precisamente los que ahora están dominando las Big Tech, como Google o Facebook. Todas ellas son hijas de la desviación marxista que se introdujo en las universidades. Por eso también surgen movimientos como Black Lives Matter, que son fruto de esa ideología. Precisamente ha sido publicada recientemente la noticia de que una de las fundadoras de este movimiento, que se define a sí misma como marxista, ha comprado una casa de más de un millón de dólares en un barrio de Los Angeles.


Esta ideología no es comunismo. Hay que diferenciar entre el comunismo clásico y lo que es el comunismo actual. De ahí que, por ejemplo, podamos entender cómo a día de hoy hay gente que lleva la bandera LGTBI con la hoz y el martillo, cuando la hoz y el martillo precisamente significa el exterminio de la bandera LGTBI. Los primeros campos de concentración homosexuales fueron comunistas, y recordemos que la homosexualidad, según Marx, era una perversión burguesa; pero a día de hoy se mezclan todas estas ideologías porque estas personas no entienden, porque han sido desestabilizadas. Occidente ha sido destruido a través de la desestabilización de su código moral y de su ética religiosa. Podemos estar a favor o en contra, pero es un hecho.


"Se nos ha ido desmontando desde dentro todo nuestro sentido del ser y se nos ha ido suplantando con otra serie de conceptos hasta el punto en que ya no podemos entroncar con la tradición de lo que somos, y por tanto, no podemos saber quiénes somos, de dónde venimos o a dónde vamos".


Según Villamor, vemos cómo las sociedades están perdidas, cómo a la población se la educa en el auto-odio, en el odio a su herencia histórica y cultural. Hay que destruir las estatuas, hay que eliminar las referencias a nuestros padres fundadores, a nuestros héroes nacionales porque eso es "racista". Hay que eliminar todo lo que somos de cara al Gran Reinicio.

No es fortuito que estén aplicando esa serie de políticas contra nuestras propias naciones.


"Primero, nos debilitan. Segundo, nos destruyen. Y tercero, nos formatean para implantar esa serie de políticas".


Cuando vemos, por ejemplo, los 17 puntos de la Agenda 2030, todos son muy neutros y prácticamente nadie podría estar en contra de estos objetivos. Pero si leemos entre líneas, podemos ver hacia dónde quieren llevarnos. Villamor pone algunos ejemplos:


"Cuando hablan del fin de la pobreza, ¿a qué se refieren? Si van a destruir millones de empleos con la robotización, ¿se refieren a darnos una "paguita" para igualarnos por abajo?"


"Cuando hablan de hambre cero, ¿qué significa? ¿Que nos den una aportación igual a todo el mundo con una cartilla de racionamiento?"


"Cuando hablan de educación de calidad, ¿de qué educación están hablando si, como hemos visto, están destruyendo nuestros sistemas educativos?"


"Cuando hablan de ciudades sostenibles, ¿se están refiriendo a ciudades con cámaras de reconocimiento facial? ¿Las así llamadas "smart cities"? Recordemos que todo lo que sea "smart" es peligroso porque significa que es inteligente y nos está controlando".


Si no tenemos la capacidad de síntesis y de análisis, no vamos a entender que toda esa serie de políticas están conectadas unas con otras.



Marcial Cuquerella: "Pandemia: Covid19 Puso de Acuerdo a Socialismo y Liberalismo"


¿Quién es Marcial Cuquerella?


Marcial Cuquerella Gamboa es ingeniero informático, ingeniero industrial y MBA por el IE y por el IESE y UCLA. Empresario de carrera y activista político. Experto en geoestrategia y geopolítica.



Pandemia: Covid19 Puso de Acuerdo a Socialismo y Liberalismo


Al igual que Javier Villamor, Cuquerella realizó un análisis desde el punto de vista geopolítico en relación a la pandemia de covid, llegando a la conclusión de que capitalismo y comunismo han formado una simbiosis perfecta para que las élites puedan prosperar a costa de cercenar nuestros derechos y libertades.


Para el analista político, esta pandemia está provocando uno de los grandes cataclismos mundiales a nivel ideológico en el que, curiosamente, se están uniendo capitalismo y comunismo con un único objetivo, que es el de desproveernos de libertades a los ciudadanos y llevar a cabo su agenda.


"Los intereses por manipular a la sociedad son cada vez más agresivos y llegan desde más sitios distintos, por lo que es importante tener criterio propio para poder formarse".


El Gran Reinicio es un término que ellos mismos, las élites, acuñaron en el Foro de Davos.

"En 2030 no tendrás nada y serás feliz" es el lema que rezaba el Foro Económico Mundial.

¿Qué es el Foro de Davos? El Foro Económico Mundial es una entidad privada con sede en Ginebra que, sobre todo, es conocida por su asamblea anual en Davos, Suiza. Es lo que todo el mundo conoce como el Foro de Davos, donde se reúnen los principales líderes políticos internacionales, los líderes empresariales, y también periodistas e intelectuales selectos que son invitados a efectos de analizar los problemas del mundo, entre los que se encuentran la salud y el medio ambiente. Se reúnen desde 1971, año en el que fue fundada por Klaus Schwab, escritor del libro "Covid-19: El Gran Reinicio".

El Foro de Davos es un club elitista dirigido por los poderes financieros mundiales y, aunque dicen que no tienen ánimo de lucro, lo cierto es que en lo único que piensan es en el lucro. En estas asambleas se discuten agendas y planes, ideas y futuros.


"¿Por qué el Gran Reinicio se basa en que no tengamos nada y seamos felices? ¿Por qué Bill Gates nos profetiza que en 2030 no tendremos coche y que viajaremos en tren en vez de en avión? Si hablamos de libertad de expresión, estamos viendo una censura sin precedentes en los medios y redes sociales. Si hablamos de libertad educativa, estamos viendo cómo todas las iniciativas discurren en la dirección de quitar la capacidad a los padres de decidir qué es bueno para sus hijos", afirma Cuquerella.



La Escuela de Frankfurt lo que pretende es tomar las universidades en Occidente. Su idea es que el comunismo ha fracasado pero ellos siguen queriendo tener el poder.

Para mantener este poder, ellos dividen a la sociedad en grupos de personas a las que se les dice que son oprimidos por otros grupos que están sobre ellos, y así se pasa de proteger al necesitado a liderar a la víctima, bajo el lema de "divide y vencerás". Así, encontramos movimientos como el feminismo radical, el racialismo, los movimientos independentistas, etc.


"La vieja retórica marxista de enfrentar al obrero con el patrón, a la víctima histórica con el verdugo, la seguimos viendo implementada hoy en día incluso en el nuevo ecologismo, en el que se identifica a la Tierra como víctima del ser humano. Es el negocio perfecto porque el opresor siempre será el ser humano".


Por otro lado, tenemos el pragmatismo de esta nueva escuela marxista con la neolengua. Se nos dice cómo tenemos que hablar, cómo tenemos que explicitar nuestros géneros, se habla de "elles" y se elimina el pronombre demostrativo.


La Agenda 2030 y el Gran Reseteo del Foro de Davos son las dos caras de la misma moneda.

Por un lado tenemos a China, que en este momento es el gran poder dominante que le disputa su hegemonía a Estados Unidos. La OMS está financiada por China y la ONU está influida de forma muy determinante por China.

Por otro lado tenemos a los grandes poderes y las grandes élites financieras.


"Qué cosa más curiosa, el comunismo y el capitalismo han formado una simbiosis perfecta".


Cuquerella explicó que durante los 4 años de la presidencia de Donald Trump, tanto la Agenda 2030 como la agenda financiera del Foro de Davos sufrieron un tremendo revés. Las políticas antiglobalistas de Trump paralizaron todas estas agendas, incluida la agenda "Made in China" que, como ha explicitado el presidente del Partido Comunista Chino, pretende el dominio tecnológico, industrial y económico del mundo para el año 2049. Trump paralizó todas estas políticas que no permiten la libre competencia.


"Si tienes una compañía tecnológica a la que le estás ofreciendo la posibilidad de tener un mercado potencial de 1,5 mil millones de habitantes financiada por el gobierno de China y no permites que ninguna otra compañía extranjera entre en tu nación para competir; pero, sin embargo, por las reglas del libre comercio de Occidente estamos obligados a dejar que esa compañía, como por ejemplo Huawei, pueda competir en igualdad de condiciones en EEUU, la competencia es injusta".


Cuando Donald Trump decide eliminar esas prácticas monopolísticas y trata de favorecer el libre mercado en el mundo de empresas tecnológicas de China, se produce un paso atrás en todo el proyecto de expansión y de dominio de China para el año 2049.


Ni comunismo ni capitalismo habían funcionado. El marxismo fracasó y provocó la muerte de millones de personas. El capitalismo fracasó y provocó la ruina moral del ser humano y la exacerbación de las desigualdades. Pero las élites se fueron haciendo cada vez más poderosas.


"El marxismo ha continuado aplicando su teoría del materialismo histórico y sigue lanzándose a la búsqueda de nuevas víctimas a las que pueda enfrentar con sus verdugos, y si no existen, se inventan. Es bueno para el poder que la gente se siente victimizada".


La élite capitalista, por otro lado, ha seguido jugando el papel de la manipulación financiera, plenamente conscientes de que el dinero y el poder están íntimamente ligados. Han intentado salir de las diversas crisis financieras a través de una bajada de tipos de interés, que en algunos casos ya están en negativo, combinado con la impresión de papel moneda hasta límites insospechados, llegando a una situación en la que el dinero ya no vale nada, sino que es simplemente el valor que nosotros le demos.

Hace un siglo, el billete era una representación de una participación del oro que existía en el banco central de cada país, pero ese patrón oro ya no existe.


"Hoy, los bancos centrales pueden imprimir más dinero e inundar el mercado, o abrir la deuda de los países de una forma irresponsable únicamente para gastar ese excedente en comprar votos. ¿Votos de quién? De las víctimas que ha creado el marxismo".


Es la simbiosis perfecta, el postmodernismo, el nuevo marxismo crea víctimas para liderarlas mientras que el capitalismo las compra invirtiendo en ellas. Capitalismo y marxismo trabajan juntos en las diversas organizaciones mundiales.

Esto lo vemos claramente en la ONU y en el Foro de Davos. Si uno analiza ambas agendas, se da cuenta de que son exactamente lo mismo. La Agenda 2030 de la ONU y el Gran Reinicio del FEM son exactamente lo mismo.


"Qué cosa más curiosa, el comunismo y el capitalismo han formado una simbiosis perfecta".

¿Por qué han decidido que tiene que ser en 2030 y están apretando el acelerados justo ahora? Por la sencilla razón de que se les están acabando las ideas y se están dando cuenta de que ni la gente ni la economía pueden aguantar mucho más tiempo esta dinámica.

La gente está muy perdida y está muy cansada. La máquina de hacer dinero no puede seguir imprimiendo billetes sin que se produzca una inflación sin límites, y no se pueden bajar más los tipos de interés.


Se tienen que rehacer completamente los procesos, incluidos los hábitos de consumo. Pronto va a ser completamente imposible poseer un bien, pero sí alquilarlo al dueño de ese bien. ¿Quién pretende ser ese dueño? No hay más que ver quién está adquiriendo esos bienes. Bill Gates, por ejemplo, está adquiriendo terrenos de cultivo en EEUU a un ritmo desenfrenado.


El lema de la Agenda 2030, "En 2030, no tendrás nada y serás feliz" podría completarse con "Nos lo tendrás que alquilar a nosotros, quienes te lo prestaremos por un módico precio. Te daremos todo tipo de servicios para tenerte tranquilo y que seas feliz".


Para Cuquerella, la pandemia ha elevado el límite de tolerancia de la población a donde no había llegado jamás. Nos están encerrando en nuestras casas, prohibiendo consumir, limitando nuestras libertades. Y nosotros parece que ya nos hemos acostumbrado a que unos inexistentes expertos decidan todo en nuestra vida.


Es posible que dure poco tiempo porque la libertad siempre busca su camino, y por eso se tienen que dar prisa.

Sin embargo, esta agenda no deja de estar impulsada por un puñado de personas. El futuro no está escrito, y es ahora el momento en que debemos ser audaces en la esperanza, el momento en que debemos comunicar las incongruencias de las políticas divisivas de este neomarxismo ideológico que sabe que se le acaba el tiempo.


"Puedes engañar a muchos poco tiempo, y a pocos mucho tiempo, pero es imposible engañar a todos todo el tiempo".



  • Blanco Icono de Instagram